Escudo de La Acebeda Esta es la cuarta o quinta vez que nos desplazamos a La Acebeda, pero la primera que decidimos, junto con un grupo de amigos, hacer noche allí mismo.

El motivo de no haberlo hecho antes, no deja de ser otro que el más obvio, y es que al estar tan cerca de Madrid, los planes siempre habían invitado a pasar el día, comer, y regresar tranquilamente, ya que el acceso desde Madrid, por la A-1 se encuentra en el Km. 83 (desvío a La Acebeda).

Llegamos al pueblo sobre las 11:30h de la mañana, y nos instalamos en nuestras respectivas habitaciones en La Posada de los Vientos.

La Posada de los Vientos. Detalle habitaciónTras conocer personalmente a Juan, que junto a su mujer, Pilar, y su hijo, Martin, llevan el establecimiento desde algo más de un año, nos dirigimos a hacernos con provisiones (pan, “relleno para los bocatas”, alguna que otra lata, y agua). La idea, consensuada sobre la marcha, es seguir una ruta, que nos avisan es “fácil” por la Cañada Real Segoviana.

Los que esperamos fuera no sabemos muy bien lo que pasa dentro del establecimiento, pero, tras lo que nos pareció una larguíííísima espera, para lo que consistía “la misión”, eso sí, escuchando las risas provenientes del interior, al final nos ponemos en marcha.

La Acebeda es posiblemente uno de los pueblos más pequeños de la Comunidad, situado a una altitud de 1.272 m. Según el Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid, en 2006 estaba habitado por 31 hombres y 28 mujeres (o sea, 59 personas).

Mapa situación de La AcebedaTodo el término municipal de La Acebeda está cruzado por arroyos que, provenientes de las estribaciones de Somosierra, afluyen en el río Madarquillos. Uno de ellos, el llamado Acebedo o De la Dehesa, atraviesa el pueblo (ahora canalizado y oculto) y mana en una fuente continua, adosada a la fachada de la Iglesia.

Fuente de la Iglesia
Antes de dejar el pueblo, pasamos a ver el recientemente restaurado abrevadero municipal, y aprovechando el estupendo día primaveral con que nos sorprende este mes de noviembre, enfilamos “nuestra” vía pecuaria (Cañada Real Segoviana), que atravesando el pueblo, cruza la Sierra de Guadarrama, camino de Segovia, a través del Puerto de La Acebeda.

Inicio excursión por la Cañada Real Segoviana.

A unos 2 Km., a la orilla del Arroyo de la Dehesa, nos encontramos con el llamado Santuario de la Fuente del Saz, que en realidad es una pequeña gruta artificial con una imagen de la Virgen en su interior.

Santuario de la Fuente del Saz
Siguiendo nuestra ruta hacemos una parada para comer, en una zona con agradable sombra, donde admiramos un acebo que por su tamaño y desarrollo podría tener fácilmente los 200 años. Aquí, también vemos como algunas nuevas ramas de este arbusto se hacen un hueco entre la maraña de hojas secas que lo rodea.
Acebo en Cañada Real SegovianaDe hecho, el nombre de La Acebeda deriva de la gran cantidad de acebos que se podían encontrar en el término.

Con el estómago lleno, y nuevas energías, seguimos nuestra caminata, hasta llegar a una zona donde se acumulan gran cantidad de troncos talados.

Zona árboles taladosLas vistas son espectaculares mires hacia donde mires en toda esta zona. Decidimos poner aquí un punto y final a nuestra caminata y regresar por allí por donde habíamos venido. Eso sí, ahora “cuesta abajo”, lo que nos genera una energía desconocida hasta el momento.

Regreso por la Cañada Real Segoviana hacia La Acebeda



Tras merendar, y reponer fuerzas (más bebimos que comimos), y dado que ya anochece prontito, cada uno se entretiene como puede o quiere (una vuelta por el pueblo, charloteo frente a la chimenea, un poco de baloncesto con Martin, el hijo de Juan, que tiene 11 años), hasta que todo el grupo, menos nuestra hija pequeña, que “desaparece con Martín” decide echar una “partida sangrienta” al Trivial, lo que claro está nos entretuvo animadamente hasta la cena. El salón, confortablemente amueblado, está dominado por una gran chimenea y horno de leña en uso, originales de la casa y de los que se conservan algunos de sus útiles para confeccionar pan.

Chimenea de La Posada de los VientosConocíamos el Restaurante hace años, y tras el cambio de dueño nos preguntábamos qué tal iría todo. Pues bien, no nos pudimos quejar. Cenamos a gusto, y pudimos continuar con nuestra charla en una amena sobremesa. Aún así, prontito, sobre las 12h ya estábamos de nuevo en nuestras habitaciones.

Os paso los datos de la Posada, por si os animais a conocerla (y no llevamos comisión…):

La Posada de los Vientos
Encerradero, 2 - 28755 La Acebeda. Madrid

Tel: 918 699 195 - 619 392 742
Se trata de un edificio construido como casona agrícola hace casi 300 años bajo el feudo de los Duques del Infantado; con una intención eminentemente agrícola a la que corresponde la estructura: bodega y cuadras en la planta baja, una amplia vivienda principal encima y pajares en el piso de arriba.
Se ha transformado actualmente en un hotel rural de agradable apariencia exterior; no en balde fue premiado su proyecto por la Escuela de Arquitectura de Madrid.
Prima la piedra, combinada con madera, en las puertas y las contraventanas, en vigas de roble, pilares y aleros; sus tejas: árabes. En el interior, en la zona de entrada se ha mantenido también el estilo tradicional, conservando incluso los antiguos aperos de labranza y cosecha, convertidos en objetos decorativos.
Algunos muebles originales se han recuperado y los otros se han adquirido en subastas y pueblos para su posterior restauración, incluidos los radiadores del hall, salón y comedor.



Recently:
  • Place related post plugin php here...
  • - Post 1
  • - Post 2
  • - Post 3
  • - Post 4
  • - Post 5
  • - Post 6

Comments

Name (requerido)

Email (requerido)

Sitio Web

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>

Share your wisdom

    loading
FireStats icon Con la potencia de FireStats