Como no podía ser menos, el desayuno estuvo a la altura del lugar donde nos encontrábamos. Disfrutamos de nuevo charlando y cambiando impresiones antes de recoger nuestro equipaje y dejar las habitaciones.

En este segundo día de nuestra excursión tuvimos la oportunidad de disfrutar durante toda la mañana de la visita guiada ofrecida por Paleolítico Vivo. Son una iniciativa privada dirigida al fomento y conservación de la naturaleza, especies amenazadas y su equilibrio con el hombre, tratando de ofrecer una inmersión total en la Prehistoria a través de los paisajes y fauna, y realizando distintas actividades relacionadas con los habitantes de esa época, técnicas de caza (estuvimos también en un cazadero) y modos de vida. Debo hacer mención especial a nuestra guía, Estefanía Muro, responsable de la fauna de la reserva, ya que gracias a ella pudimos disfrutar enormemente de esta experiencia.

Recorrido y actividades. Paleolítico Vivo    Paleolitico Vivo. Atapuerca

 La visita a pie duró unas tres horas, pero es muy llevadera y agradable, y se nos presenta en varias localizaciones temáticas que incluyen fauna prehistórica, campamento prehistórico, pinturas, recursos, caza, etc. El robledal es maravilloso, con ejemplares centenarios. Nos hicimos allí una foto de grupo que no he podido menos que “pegar” a aquella de “familia” que nos mostraron ayer en los yacimientos. Estamos un poco más abrigaditos, pero tampoco hemos cambiado tanto ¿o sí?

 En el robledal

 Saliendo del robledal pudimos disfrutar de la compañía de dos de las especies de caballos que están incluidos en programas de conservación a nivel mundial dado su status de especies en peligro de extinción, los caballos Tarpán y el Caballo de Przewalski. Y como no, otros herbívoros que no nos daban tanta confianza, los bisontes europeos. Los voluntarios que caminamos por su recinto no las teníamos todas…

Paleolitico Vivo. Atapuerca  Paleolitico Vivo. Atapuerca

 Y cómo no, otra gran comilona para celebrar el estupendo día que llevábamos. De nuevo dimos buena cuenta de otra comida tradicional. En el restaurante Los Claveles, en Ibeas de Juarros, nos esperaban unas estupendisimas alubias rojas y la “olla podrida” (tocino, pata, oreja, costilla, relleno, morcilla y chorizo) ¡uff!

 

Y nos dirigimos hacia nuestra última visita, el Museo de la Evolución Humana. Allí al fin pudimos ver los originales de los increíbles fósiles motivo último de nuestra visita. La pelvis “Elvis”, el cráneo de “Miguelón”, el pié “Vicente del Bosque”, el bifaz “Excalibur”. Cómo agradecí toda la información recibida anteriormente en estos días para poder disfrutar al máximo de esta visita. Entre otras muchas recreaciones, me gustaron especialmente las de las diferentes especies humanas que nos precedieron. Una visita rápida a la librería, y me traigo a casita la “Guía gráfica de Atapuerca”, para seguir disfrutando otro poco de esta experiencia.

Visita al Museo de la Evolución.Burgos



Recently:
  • Place related post plugin php here...
  • - Post 1
  • - Post 2
  • - Post 3
  • - Post 4
  • - Post 5
  • - Post 6

Comments

Name (requerido)

Email (requerido)

Sitio Web

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>

Share your wisdom

    loading
FireStats icon Con la potencia de FireStats