Catalogo exposición_MadridPiezas monumentales han sido expuestas tras su recuperaciónEstuve visitando la exposición con mis hijas, y para mi sorpresa, a ellas les resultó mucho más interesante e incluso excitante que a mí. Quizás porque prácticamente no sabian qué es lo que iban a ver, y quizás porque la exposición de las piezas, a pesar del interés indudable por los descubrimientos hallados y la forma en que van siendo extraídas, al final, y desde mi punto de vista está “un poco alborotada”, vamos, que me pierdo de vitrina en vitrina sin conseguir llegar a un orden clarificador en su exposición.

Un breve resumen del entorno en que fueron halladas las piezas que se muestran esta exposición:

Franck Goddio (Director del Instituto Europeo de Arqueología Submarina, Ieasm) y su equipo han logrado localizar las ciudades de Canopo y Heraclión, así como los restos del legendario Portus Magnus. Son los vestigios de casi dieciseis siglos de historia que se habían perdido bajo las aguas del Mediterráneo tras los desastres naturales que las hundieron hacia mediados del siglo VII d.C.

Rescate de las piezas bajo el agua

Si la fundación de la metrópoli por Alejandro Magno en el 331 a.C. supuso la verdadera expansión de Grecia en el Delta del Nilo, mucho antes del siglo VIII a.C. los helenos ya habían establecido comunidades en su flanco oeste, Canopo y/o Heraclión. Así que no resulta raro que todo lo que por allí aconteció antes, durante y después de la creación de Alejandría sustente el mayor y más fascinante hallazgo arqueológico, escondido en el fondo del mar al abrigo de los sedimentos provenientes del Nilo.

Tras la muerte de Alejandro, un capitán macedonio llamado Ptolomeo fue designado gobernador y acabó siendo rey de Egipto bajo el nombre de Ptolomeo Sóter I. Con él se inauguró la dinastía ptolemaica, que duraría hasta el año 30 a.C., cuando Roma conquistó Egipto de la mano de Octavio. La dominación, que duraría hasta 284 d.C. con la llegada de la época bizantina no aniquiló el espíritu de intercambio y mezcolanza cultural que había hecho única a Alejandría durante la época helenística y ptolemaica.

Piezas localizadas bajo el mar

Para cuando llegaron los árabes, en el siglo VII, el nivel del mar, por su propia naturaleza, ya se había elevado lo suficiente, y la tierra de arcilla sobre la que habían sido construidos monumentos faraónicos terminó por ayudar a hundirlos con la estocada final de una importante actividad sísmica, maremoto incluido.

En el puerto de Alejandría ya prácticamente se ha cartografiado y reconstruido virtualmente el atlas de lo que un día fuera el puerto oriental, localizando complejísimas estructuras portuarias y restos de templos y de arquitectura civil. Próximamente la expedición se trasladará a la bahía de Abukir, a unos 35 km. Sobre una península hoy desaparecida, a unos siete kilómetros de la costa, se ubicaba Heraclión (Tonis, pra los egipcios). Estos dos enclaves, puerto comercial y centro religioso respectivamente, a su vez estaban conectados por canales y mucho antes de la existencia de la futura y conocida Alejandría.

Puerto de Alejandría

El Portus Magnus fue el mayor referente comercial y cultural del mundo antiguo. Su faro guiaba hasta la ciudad de Alejandría, una verdadera cuna de civilizacion y el punto de encuentro de todo el saber de la época. Sólo su nombre es sinónimo de cosmopolitismo; mezcla de razas y de historia, albergaba la biblioteca más grande del mundo, con cerca de 700.000 volúmenes. La reconstrucción virtual de su gran puerto se basó en resultados cartográficos.

Otro de los descubrimientos de Goddio ha sido la ciudad de Canopo. Fundada antes que Alejandría, la separaban de ésta 35 kilómetros. Era célebre en todo el Mediterráneo por las curaciones y los oráculos atribuidos a Serapis; también era la metrópoli del hedonismo. Parte de ella es hoy la actual ciudad de Abukir; la antigua región este es la que permanece sumergida.

Mil quinientos años de historia de Egipto salen a la luz gracias a 500 piezas procedentes de estas antiguas ciudades. Entre ellas hay estatuas de unos 6 metros de altura y figuras que cuentan con má de 2.000 años de historia.

La exposición, montada en una gran nave, incluye vídeos de las diferentes prospecciones submarinas, y además de algunas estatuas monumentales exhibe monedas, joyería, efigies, objetos de culto y cerámicas.

Entre las piezas destaca la estatua más alta hasta ahora descubierta en Egipto, la del dios de la crecida del Nilo y símbolo de fertilidad y abundancia, Hapi, que tiene unos 2.000 años de antigüedad, fabricada en granito rosa.

Estatua de Hapi

Otra de las importantes piezas exhibidas, es la estatua de la reina Arsione II, de granito negro, de 150cm de altura, del siglo III a.C. y procedente de Canopo. Es la primera estatua en la que se mezcla el arte egipcio y el griego, y es de una gran belleza (ésto lo digo yo).

Arsinoe II

Una estela de granito rosa, de 18 toneladas, perteneciente al templo de Amon, en Heraclion, ha sido la que ha costado más esfuerzo subir a la superficie. En ella se dice que el faraón Ptolomeo VIII concede al templo un derecho por el que los esclavos que entraban en él recuperaban la libertad.

El catálogo de la exposición lo podeis encontrar aquí: 


http://www.tesoros-sumergidos-egipto.es/



Recently:
  • Place related post plugin php here...
  • - Post 1
  • - Post 2
  • - Post 3
  • - Post 4
  • - Post 5
  • - Post 6

Comments

Name (requerido)

Email (requerido)

Sitio Web

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>

Share your wisdom

    loading
FireStats icon Con la potencia de FireStats